La telesalud en instituciones públicas de nuestro país es un tema que poco a poco está tomando protagonismo con la creación de áreas, centros y organismos enfocados en el desarrollo de esta rama tecnológica de la salud. Por ello, para que nos brinde mayores detalles sobre telesalud en el país y también nos comparta su enriquecedora experiencia, conversamos con la Dra. Bernardette Cotrina Urteaga, Médico radiólogo, ex jefe de servicio de ecografía del Hospital Rebagliati, Ex Directora Nacional de Telemedicina –CENATE de EsSalud  y actual Directora de Telemedicina del Ministerio de Salud (MINSA).

La Dra. Bernardette Cotrina nos brindó información sobre los avances en el campo, su opinión sobre el equipamiento utilizado en las implementaciones de Telesalud del sector público, los puntos clave en la planificación de un modelo de telemedicina, entre otras aristas:

  1. Doctora, ¿cuál es el objetivo de un área de Telemedicina del sector público?

En todo este tiempo, el mayor logro de telemedicina es acortar la brecha de recursos humanos especializados y lo segundo es abrir las puertas de los centros hospitalarios más distantes y rurales del país para que cuenten con una herramienta tecnológica que les permita trabajar en el área médica especializada, buscando desarrollar según la ley 30421 de Telesalud los cuatro componentes: tele-capacitación, tele-gestión, tele-información y educación a la comunidad (tele-IEC) y la parte prestacional que es la telemedicina.

  1. ¿Cuál es su opinión sobre los mayores logros de este tiempo?

Lo primero es llegar a los profesionales mejorando sus capacidades así como generar una mejora en la percepción del trabajo médico dentro de sus instituciones por la interacción con los colegas especialistas.

Gracias a la Telesalud,  el profesional mejora sus destrezas y expertise  al interactuar con el médico de otras especialidades. Para nosotros desde el rubro de los profesionales médicos y del personal de salud ese es nuestro gran logro. Y en cuanto a la comunidad, el logro sería mejorar la percepción de la calidad de atención.

  1. ¿Cuántos centros de salud de los primeros niveles de atención y de hospitales están habilitados con Telesalud en el sector público?

En la experiencia trabajada en Telesalud, en la primera institución que lideré, se interconectaron 68  establecimientos de salud con prioridad hospitales a un sistema de imágenes médicas digital, haciendo  un trabajo  activo de teleconsultas  y de Tele-diagnóstico, en 11 de ellos en donde se brindaba lectura a distancia por profesionales de la institución concentrados  en Lima. Asimismo, en la institución actual se tienen más de 1000 establecimientos de salud prioritariamente del primer nivel de atención, con esto el sector público de nuestro país  se ha convertido en la Red de Telesalud más grande de América Latina.

  1. ¿Qué equipos son necesarios para unir una Red de Telesalud?

Es muy importante tener en cuenta que lo prioritario no es el equipamiento para dar sostenibilidad al trabajo de Telemedicina, sino determinar los procesos junto a los profesionales que serán los coordinadores en cada establecimiento. El equipamiento  puede ser básico, desde computadoras de escritorio con cámaras o laptops que poseen los mismos centros asistenciales, hasta equipos con terminales médicos que recojan la información y parámetros biofísicos de los pacientes según la especialidad que se necesita implantar.

  1. ¿Cómo podemos hacer sostenible un modelo de telemedicina? ¿Qué actores deben estar involucrados en la planificación?

Tenemos claro que en la experiencia recogida en estos años de trabajo en Telemedicina desde el 2013, contar con normativa es necesario. Lo segundo es que no podemos trabajar de manera individual como  locales, regionales o centrales; si no como una sola institución de salud, bajo un lineamiento rector, pero siempre teniendo en cuenta las particularidades de cada lugar tanto epidemiológicas, de capacidades resolutivas como tecnológicas.

Así mismo insertar la actividad de telesalud como parte de la formación de profesionales es indispensable. Hoy en día tenemos normativa nacional que indica desde SINAREME la “Rotación de los médicos residentes de segundo y tercer año en áreas de Telesalud“. Otro actor fundamental con que se articula siempre es el área o institución responsable de la comunicación, para que se tengan los anchos de banda o conectividad pertinente que nos permitan habilitar esta actividad.

  1. ¿Cómo se recibe la incorporación en un servicio de telemedicina al personal asistencial de los hospitales?

La gestión del cambio en la implementación de una política sanitaria apoyado en tecnología es más lenta, ya que son años trabajando en forma convencional para muchos médicos. Desde las instituciones públicas lo primero que les brindamos son las tele-capacitaciones siendo este uno de los cuatro ejes de la Telesalud. Con ello, el profesional y el personal de salud se ven seducidos a utilizar la herramienta desde plataformas móviles o fijas. Luego perciben la sencillez del manejo y esto va generando el uso.

  1. Como profesional especializada en telemedicina, siendo la primera profesional que ha liderado la misma área en dos instituciones públicas ¿qué nos podría dejar como mensaje?

Que a pesar que la gestión del cambio en una institución pública es tal vez más pausada, cuando podemos trabajar uniendo tantos establecimientos de salud en una misma misión,  se evidencia la mejora de nuestros pacientes en una atención oportuna  y de calidad. El trabajo está totalmente justificado y hay que seguir apostando por esta nueva forma de prestación sanitaria ya que de cierta forma humanizamos la tecnología para brindar salud.

Deja un comentario