Hoy en día, los servicios de salud cuentan con una variedad de información en cada uno de sus documentos y procesos. Sin embargo, todo este material es poco aprovechado ya que se continúan utilizando las herramientas tradicionales, las cuales no permiten analizar a fondo todo el contenido.

Ante esta realidad, existen tecnologías que ayudarán en la mejora de los procesos de salud. Para el Dr. Miguel Egoavil, Director Médico de Medical Innovation & Technology, una de ellas es la Big Data. El especialista detalla que se trata de un conjunto de información de gran volumen que se genera a gran velocidad y se constituye por diferentes fuentes de información que necesitan encontrar soluciones costo-efectivas e innovadoras para poder ser analizadas.

De acuerdo a la revista Forbes, la Big Data representa una oportunidad para los innovadores y todos los involucrados en el área de salud, ya que aumentan la posibilidad de obtener información de estos datos de una forma más efectiva y lograr menores tasas de mortalidad de los pacientes.

Esta herramienta puede aplicarse a diversos sectores pero en el rubro sanitario brinda múltiples beneficios. Algunos son: la prevención de diversas enfermedades, la detección de posibles factores de riesgo y el diseño de intervenciones para el cambio de comportamiento en salud.

Asimismo, el Dr. Miguel Egoavil precisó que la implementación del Big Data en el campo de la salud puede generar una variedad de aplicaciones trascendentes como las apps relacionadas a la salud, las redes sociales 2.0, la telemedicina enfocada en el usuario y la posible predicción de epidemias.

¿Cuáles son los retos que tiene nuestro país en Big Data?

 El primer reto que tiene el Perú en el desarrollo efectivo de Big Data es la actual captura de datos a través del papel. Este punto es un tema de mucho debate pues el procesar este contenido y trasladarlo a medios electrónicos implica gasto, pero además el capturar este material mediante dispositivos móviles requiere de una fuerte inversión.

Como segundo desafío, está el déficit en infraestructura y no solo en temas de software o de hardware sino también en las telecomunicaciones, específicamente en la baja o nula conectividad que tienen algunas zonas de las regiones sierra y selva. Otros retos son los cambios organizacionales continuos, la privacidad, la seguridad, y la necesidad de estar a favor de los estándares posibles.

Finalmente, el Dr. Egoavil resaltó que el principal reto que debemos afrontar como país son las personas, ya que podemos contar con todos los requerimientos solicitados, pero si las personas no están comprometidas a usar estos nuevos sistemas no se llevará a cabo una real gestión del cambio.

 

Deja un comentario