La atención centrada en el paciente es la tendencia en las organizaciones de salud. Lograr que los procesos de atención de salud sean costo – eficientes, pero con la calidad y seguridad para el usuario, son objetivos prioritarios en nuestros sistemas de salud públicos y privados.

Las TICS (Tecnología de Información y Comunicación) se ponen al servicio de esa tendencia, permitiendo la gestión de la información en salud para lograr dichos objetivos. Además de otorgar herramientas a los profesionales de salud, para poder realizar la atención del paciente con los mejores estándares de calidad y seguridad.

En el diagnóstico por imágenes, las TICS evolucionan cada día, tanto a nivel de los equipos que permiten adquirir las imágenes (modalidades), como de los sistemas de información de salud relacionados.

El Sistema de Archivado y Comunicación de Imágenes, PACS por sus siglas en inglés (Picture Archiving and Communication System), almacena los archivos de las imágenes resultantes de las adquisiciones. El PACS trabaja con protocolos DICOM (Imagen Digital y Comunicación en Medicina) que se utilizan en entidades de salud, para transmitir información e imágenes. Al tener almacenadas las imágenes en el PACS, están disponibles para la visualización de los médicos radiólogos para el informe respectivo. Estas imágenes también pueden ser visualizadas por los especialistas tratantes en los diversos servicios de salud que lo requieran. Un valor agregado en el PACS, es la posibilidad de poder acceder remotamente a estas imágenes por los médicos radiólogos, que se encuentran fuera de las instalaciones, ya sea para realizar el informe o para realizar una segunda opinión.

El Sistema de Información de Radiología, RIS por sus siglas en inglés (Radiology Information System), gestiona la citación y admisión de los pacientes, adquisiciones, informes, facturación y explotación de datos, entre otras funcionalidades. El RIS contiene la información relacionada al examen de diagnóstico por imágenes, como el detalle de la solicitud y el informe del examen. En el proceso de diagnóstico por imágenes, provee información sobre el médico radiólogo que será asignado para realizar el informe y el estado del mismo.

Asimismo, permite realizar actividades de grabado y transcripción del informe. Finalmente, el informe del examen se envía a la Historia Clínica Electrónica del paciente o permite a los médicos tratantes acceder a él. En el caso de la interoperabilidad con otros sistemas de salud, los RIS trabajan con estándares HL7 (Nivel de Salud Siete), que permiten la comunicación entre ellos. Un valor agregado del RIS es la posibilidad de reconocimiento de voz que permite agilizar el proceso de elaboración del informe del examen. Así como actividades de control de calidad por parte de otros médicos radiólogos que puedan brindar mayor seguridad en el proceso.

Estos sistemas tienen ventajas cuando se implementan de manera conjunta, porque aseguran la integralidad de las imágenes con un informe de examen, como única unidad indivisible. Esto es muy importante para la calidad y seguridad del paciente, porque una imagen médica siempre debe estar ligada a un informe de examen, y ambos deben estar disponibles para los médicos tratantes que requieran acceder a dicha información.

En resumen, es como si el RIS fuera el cerebro y el PACS fuera el cuerpo.  Estas TICS están al servicio de los médicos y profesionales de la salud, para asegurar que la experiencia del paciente y su atención médica, sea la mejor.

 

Deja un comentario