Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) avanzan rápidamente en un mundo
globalizado, interdependiente e interconectado. Entre las más importantes se encuentran la
conectividad de Internet, los teléfonos celulares y otros gadgets, los cuales se encuentran en
constante crecimiento. De acuerdo a un estudio realizado por el Banco Interamericano de
Desarrollo (BID), el acceso a teléfonos móviles pasó del menos de 10% de la población en el
2000 a más del 70% en 2017, reflejando un notable incremento.

Es innegable el impacto de las TIC en muchas áreas que ofrecen nuevos servicios y productos;
sin embargo, es poco el desarrollo en la salud, a pesar de su gran potencial. Este rubro necesita
de tecnologías que sean accesibles, disponibles, económicas y amigables para todos los
usuarios (tanto personal de salud como los pacientes). Actualmente, la aplicación de las TIC en
este sector no se encuentra claro y se ha prestado a muchas confusiones.

La Organización Panamericana de la Salud ha englobado las iniciativas TIC en salud
denominando a esta área como Salud Digital (eHealth); dividiéndolas en: registro médico
electrónico, Telesalud (que incluye la Telemedicina), salud móvil, eLearning, educación
continua en TIC, estandarización e interoperabilidad. 1

En ese sentido, la Telesalud está definida como el servicio de salud a distancia prestado por
personal de salud competente, a través de las TIC, para lograr que estos servicios sean
accesibles a los usuarios en áreas rurales o con limitada capacidad resolutiva. 2 Existen
diferentes aplicaciones de Telesalud tales como; prestación y gestión de los servicios de salud,
información, educación y comunicación a la población sobre ello; y también el fortalecimiento
de capacidades y habilidades al personal médico.

En el contexto de la prestación de estos servicios, se define como Telemedicina a la provisión
de servicios de salud a distancia cumpliendo con la promoción, prevención, diagnóstico,
recuperación o rehabilitación a cargo de profesionales de salud que utilizan las TIC. Esto para
facilitar el acceso a los servicios de salud a la población; teniendo como componentes al
telediagnóstico, teleconsulta, teleasistencia y telemonitoreo. 2

El uso de la Telesalud y la Telemedicina en nuestro país tiene iniciativas interesantes como en
el caso de la academia a través de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos por el
proyecto TeleSERUMS, donde los médicos serumistas reciben teleasistencia con médicos de
familia en primera instancia y en caso de pacientes más complejos, con médicos especialistas
de Cardiología, Neurología, etc.

También existen iniciativas del estado a través de la Red de Telesalud del Instituto Nacional
Materno Perinatal con una red de telemedicina, y de fortalecimiento de capacidades del
personal de salud.
Ambas iniciativas nos indican que nuestro país no está lejos de convertirse en una nación que
emplea la Telemedicina y las TIC, sin embargo, todavía existen muchos retos que alcanzar y
brechas que cerrar para llegar a ello.

 

1. PAHO – eHealth https://www.paho.org/ict4health
2. Ley 30421 – Ley Marco de Telesalud https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/ley-marco-de-telesalud-ley-
n-30421-1363168-1/

Deja un comentario